INMA MAÑES

Soy licenciada en Arte, especialista en Arte Público por la UPV. de Valencia. Cursé el posgrado de Gestión Cultural en la UOC. y diferentes cursos de Diseño Gráfico, Edición y Nuevas tecnologías.

Mi trabajo ha sido tan amplio de campo como me permitían los medios y así desarrollé   diseño gráfico,  web, multimedia, etc…,  además de proyectos comerciales y colaboraciones en diferentes áreas de la Cultura hasta que llegué a las sedas y encontré mi medio y en iSedas podeis conocerlas.

Durante más de 20 años de vida laboral he ido creciendo en varias disciplinas. Siempre he pensado que cuanto más amplías el ángulo de visión, más puedes concretar tu trabajo y si además le sumas un compromiso con tus ideas, tus creencias y tus anhelos, el resultado a la vista de los demás es, cuanto menos, curioso, pudiendo incluso llegar a ser diferente, estimulante y, por qué no, placentero.

Intento conectar con la esencia de la mujer y trato de encontrar un lenguaje que nos permita vestir de dentro a fuera, sin prisa, sin exigencias, a través del color, del dibujo y de líneas sencillas y armónicas y me divierto muchísimo haciéndolo. Creo en la calidad de las personas por encima de modas y modismos y pienso que todas podemos expresarnos con lo que nos ponemos, relacionarnos con el entorno aportando belleza, esté ésta dentro de los cánones o no.

Hace casi 10 años participé en una exposición de Erotismo y pornografía en Madrid y construí mi primer vestido, que tenía pintada una mujer que salía de un jarrón y cuyo pubis, completamente expuesto con las piernas abiertas, era una flor. Mi idea era mostrar que el erotismo y la sensualidad vienen siempre de dentro, que afloran orgásmicamente si queremos o con sutileza si lo decidimos y a partir de ahí he seguido esa dinámica con todos los aspectos emocionales que conozco y que espero seguir conociendo. Hace dos años dejé otras actividades para apostar por este proyecto y en eso estoy.

Observo, pienso y pinto. Ese sería el esquema de mi trabajo muy resumido. A través de la pintura directa, el batik y técnicas de reserva, tenso sedas en bastidores y pensando cual va a ser su destino, las dibujo y tinto con diferentes motivos para distintas sensibilidades y gustos.

Después de eso, o bien las corto y coso yo misma o lo hace Cristina, que se ha unido al proyecto recientemente y está dándoles un acabado mucho más profesional.

Es un trabajo lento y delicado y a veces un poco desesperante para mí, que soy impaciente, pero la seda es un soporte mágico con los colores porque parece que los ilumine más si cabe, les da vida, los eleva. Es muy gratificante.

Paso muchas horas analizando imágenes, leyendo y construyendo pensamiento para no paralizarme con la tela en blanco y que la pieza pueda tener la frescura expresiva que me parece fundamental para conseguir una prenda especial. El resultado final siempre es una pieza única a un precio que trato de que sea razonable teniendo en cuenta la calidad de la materia prima y la exclusividad del proceso.

Si quieres saber más de mí, te invito a visitar mi página de facebook